martes, 22 de febrero de 2011

Evolución del lagrimal obstruido

Todo el proceso del lagrimal ha sido muy instructivo. Desde el principio hemos buscado métodos para limpiarle la pus que le iba segregando con manzanilla, tomillo o agua de mar. Nunca tuvo una conjuntivitis pero se le enrojecían los párpados de limpiarle con la gasa.
Le hicimos acupuntura indolora con una maquina en el Hospital de San Juan de Dios pero no le mejoró sustancialmente.
Un día decidí ponerle agua de mar por la nariz con una jeringuita de las que vienen con el Dalsi pero que nunca usamos (será porque nunca necesita) y le ponía un mililitro en cada agujerito de la nariz. Le molestaba y al final, con los días se ponía tozuda para no ponérselo, así que lo dejamos después de unas 4 semanas. Pero tengo que admitir que le mejoraba sustancialmente cada vez que lo hacíamos. Porque le aplicábamos el agua por la noche y en la mañana se despertaba con los ojos limpios, que era cuando más supuración habíamos notado.
Fuimos al oftalmólogo del hospital de nuevo cuando el acupuntor decidió que ya no le estaba mejorando (un mes y medio después) y sorprendentemente, cuando le explicamos el tratamiento de agua de mar que le estábamos aplicando, para nuestra sorpresa, en vez de darnos hora para la intervención que tanto habíamos querido evitar, nos dijeron que nuestro tratamiento era lo mejor que podíamos hacer, que si habíamos notado mejoría era señal de que sólo iba a seguir mejorando, y que con el tiempo y su desarrollo natural, se sanaría solo. 
Esto fue en diciembre. Ahora, febrero, sigue mejorando aunque no le seguimos poniendo el agua. Desde Navidades Sol ha crecido mucho y puede que eso le haya facilitado la apertura del conducto. Pero ahora, al menos, ya no nos preocupamos y vemos una mejoría constante. :D